10 abril 2012

El Moretto veneciano

Blackamoor
French School
Del arte orfebre veneciano existen referencias desde los siglos IX y X. En los archivos históricos de la época se mencionan algunas corporaciones que ejercían la orfebrería, éstas se agrupaban en una organización conocida como "La Scuola".
La estructura de la Scuola garantizaba un sistema de aprendizaje adecuado para quien deseaba emprender el oficio en la bottega o taller, un lugar idóneo para la proyección artística profesional, y donde se aprendía el desafío que supone convertir la materia en arte.

Cuando la bottega admitía un nuevo operario, éste debía formarse a lo largo de 4 años como aprendiz, después, eran necesarios otros dos años como trabajador, durante los cuales podía intervenir en labores de taller y se preparaba para afrontar la "prueba de arte", un examen que consistía en crear una pieza donde se demostraban las cualidades técnicas y artísticas. Si el tribunal consideraba que la prueba había sido superada, se le otorgaba el título de "capomastro", grado que permitía abrir un taller de forma independiente.



El Gremio de Orfebres Veneciano se regía por unas normas muy estrictas que se redactaron en  1.233 en un manuscrito llamado "La Mariegola", un documento en el que se precisan las reglas que debían acatar todos los orfebres de la ciudad como depositarios de una tradición secular.
 La Mariegola se dictó con el propósito de salvaguardar los derechos, deberes, y categoría social de la Scuola.
Durante los siglos XV y XVI, Venecia fue el centro del comercio mundial, una ciudad abierta a las culturas, con espíritu ecléctico y cosmopolita, y fascinada por lo oriental.
El arte de la orfebrería se desarrolló en un ambiente cargado de estímulos, los artesanos fusionaron los nuevos descubrimientos con las antiguas tradiciones, circunstancia que potenció la fantasía creativa, dando como resultado joyas bellísimas y singulares.
En el año 1.700 la ciudad contaba con una cantidad considerable de "Oresi Zogielieri", (orfebres joyeros), sus talleres se concentraban en la Ruga dei Oresi, junto al Rialto, un centro orfebre donde se creaban joyas demandadas en toda Europa por su refinamiento.
El  broche Moretto es un testigo vivo de los tiempos de esplendor, una figura típica de la orfebrería local que profundiza en las raíces del pasado.
 Descubrí estos broches a principios de los 80 en Venecia, desde entonces me parece una de las piezas más  fascinantes de la orfebrería. Tienen un encanto mágico!


Nardi
Ébano, plata, oro amarillo, y crisoberilos cabuchón
Son bellísimos los tonos suaves y difuminados que se han conseguido en esta pieza, es una combinación  neutra, y a la vez contundente.

Los orígenes de estas figuras se remontan a los tiempos en que los piratas sarracenos acechaban las costas de Dalmacia.
Durante los siglos de la invasión turca, los marinos de los pueblos del litoral llevaban un pendiente con la figura de un moro, en caso de naufragio pagaban con el pendiente el viaje de regreso a casa, o los donaban a las iglesias para agradecer haber escapado del peligro.
En la zona de Fiume e Istria se elaboraban pendientes de oro y esmalte con cabezas de turco que servían de talismán, y simbolizaban la bravura en el combate contra los turcos.
Cuando el dominio de Venecia se consolidó en el Adriático, el uso del pendiente se perdió, y la inspiración de los orfebres dio lugar a otras variaciones.
En los broches Moretto se engarzan cabezas de ébano, coral negro, u ónix, y en las más antiguas de carey, y los petos se adornan con filigrana, calados, cincelados, esmaltes, y piedras preciosas.
El trabajo de los moretti refleja influencias orientales y bizantinas, además se integran motivos del gótico veneciano, y todo ello se reinterpreta dentro del estilo barroco. ...son tan eclécticos como Venecia!
Moretto de Nardi con motivos florales esmaltados a fuego.
Cada matiz de color requiere diferente temperatura en el horno; cuantos más colores, más veces ha sido horneada la pieza.
Un trabajo precioso!
Curiosamente no fue un veneciano quien haría famoso el Moretto en todo el mundo.
Giulio Nardi, un orfebre florentino, se enamoró de Giuseppina en uno de sus viajes a Venecia, así decidió establecerse en la ciudad, y en 1.920 abrió su joyería en la Plaza San Marcos . 
El primer Moretto que realizó Nardi  fue un regalo para su prometida, y estaba inspirado en el Otelo de Shakespeare.
El broche fue un éxito en la alta sociedad, y pronto se convirtió en un regalo de boda clásico entre los novios venecianos.
Los privilegiados viajantes que llegaban a Venecia, admiraban en las vitrinas de Nardi los Moretti en toda su originalidad y exotismo, muchos personajes relevantes adquirieron las célebres figuras, y con ellas, una parte de la historia veneciana.

Nardi

Ingrid Bergman

Ira de Furstenberg
Nardi, 1940
Cabeza de ébano, peto de diamantes y esmeraldas engastadas a modo de estrella sobre oro rosa.
La perfección en el tallado de la cabeza es impresionante!
Nardi. 1950
Cabeza de ébano, peto de diamantes sobre oro amarillo

Uno de los modelos más antiguos de Nardi, del que hoy se han reeditado algunas piezas, es el "Albero della Vita"( árbol de la vida), se distinguen en el peto motivos naturalistas de ramas o flores, normalmente cincelados o calados, y también con diamantes o piedras preciosas engarzadas.




La casa Nardi sigue exhibiendo sus Moretti en las vitrinas de la plaza, hoy el negocio está dirigido por Alberto Nardi, nieto del fundador.
Los Moretti de alta joyería están realizados artesanalmente, cada cabeza se esculpe de manera diferente, y los petos se realizan manualmente, por eso no encontrarás nunca dos iguales. 


Cómo nace en el taller...

Normalmente, la cabeza de ónix o ébano se adquiere de artesanos que realizan estas pequeñas esculturas, casi siempre por encargo.
Las mejores figuras tienen los rasgos definidos, buenas proporciones, y buen pulido, llevan perforado el pequeño lóbulo de la oreja, donde el orfebre colgará un pendiente.
En el peto se vuelcan las técnicas más tradicionales de orfebrería, se trabaja con filigranas, calados, cincelados, y esmaltes a fuego que sometidos a diferentes temperaturas en el horno, adquieren preciosos colores.
Los mejores broches son bellos desde cualquier punto de vista, tanto en el frente como en el reverso, puede observarse la maestría del artesano.

Elaborando el peto

Ajustando la cabeza al busto
Decorando con filigrana
Cincelando los dibujos
Realizando los calados

Añadiendo los últimos cordoncillos y calando el espacio donde irán los diamantes.
Busto terminado y engastado a falta del turbante
Fotos del Laboratorio Zaggia





En algunas piezas se encuentra una sorpresa añadida a la belleza de estos moretti, gracias a una labor minuciosa de orfebrería, donde se añaden bisagras y espacios para guardar pequeños objetos. El trabajo de cincelado es muy sutil.








Solapa trasera cincelada con apertura
El peto consta de pequeñas bisagras que abren dos solapas sobre el busto.
En el interior se ha cincelado el perfil de la ciudad de Venecia 





Un moretto de Nardi de los años 50 visto desde varias perspectivas, en todas ellas se aprecia la calidad del trabajo de orfebrería. 
Las piedras se engastan también en la parte trasera, y los motivos cincelados continúan decorando la misma.
Cabeza de ébano, oro amarillo, rubíes, esmeraldas y diamantes.




Nardi 1.960.
Cabeza de ébano, plata y oro, zafiros, y perlas
Cabeza de ónix, plata y oro, coral y rubíes
Cabeza de ébano, plata y oro, turquesa y diamantes
Nardi, 
Busto de ópalo blanco, cabeza de ónix y zafiros naranjas.
 Nardi,.
Cabeza de ónix, peto con ópalos de fuego cabuchón, y diamantes Fancy.
Ébano, oro amarillo, diamantes, y cristal tallado
Ébano, oro blanco, coral tallado y diamantes.

Otras versiones del Moretto...
Aunque los Moretti de Nardi son míticos, otras firmas de joyería también encontraron inspiración en el tema para sus broches, sobre todo durante la década de los 50 - 60.
Fulco di Verdura realizó sus "blackmoor" con figuras en pareja, y utilizando perlas barrocas; los de Cartier tienen una clara inspiración africana, y hay muchos otros realizados por joyeros venecianos no tan conocidos, pero igualmente dignos de un ¡bravísimo!

Cartier. 1.950
Esmeraldas, coral, y diamantes


Cartier. 1.950
Cabeza de coral negro, leopardo de oro y motas de esmalte con ojos de esmeraldas y pendiente de turquesa y diamantes.
 Sotheby's Ginebra
Cartier
Oro, diamantes y turquesas
Fulco di Verdura
Ónix, perlas barrocas, esmeraldas, zafiros, rubíes y diamantes

 Pennisi
Moretto realizado por orfebres venecianos.
En el reverso se distingue el león, símbolo de Venecia.



Roberto Vergombello
Ébano, rubíes y diamantes
Roberto Vergombello y su hija Marta, trabajan la orfebrería en un pequeño taller escondido del turismo entre las calles de Venecia, su producción es casi exclusiva para el público veneciano, y ofrecen piezas artesanales con acabados magníficos.
La red de diamantes que cubre los bustos de sus Moretti, y el trabajo del reverso es una obra maestra!

Moretto con cabeza de ónix, en los ojos lleva incrustaciones de ágata, y los labios son de coral.
Las piedras del collar son esmeraldas y rubíes, y los pendientes de perlas.
El turbante se compone de esmeraldas, perlas, rubíes, y turquesas.
Antiguo Moretto de inspiración egipcia.
Ébano, esmeraldas, rubíes, y diamantes.

Solapas célebres ...

El Moretto de Grace Kelly
Oro amarillo y diamantes
La casa Nardi lo edita como modelo Grace




 Paola de Lieja luce el Moretto que la casa ha bautizado con su nombre.
Moretto Paola
Oro, diamantes y rubíes.




.
Hay cientos de dibujos esperando convertirse en un broche Moretto, cientos de Moretti que adornan las solapas... pero cada uno de ellos es único, como sus portadores, como Venecia!


Siempre intento defender la calidad y el trabajo artesanal, aunque entiendo que los trabajos menos cuidados "probablemente" son más asequibles. 
Aún así, no me interesan las piezas mediocres. Mejor dicho: no me entusiasman, no me mocionan...y  entusiasmo y emoción es precisamente lo que creo que debe provocar el arte. 

Quiero enseñarte un Moretto realizado "de otra manera", después de haber visto los anteriores, no hacen falta palabras....







21 comentarios:

Adela dijo...

Perdón Amarás, ¿el nombre correcto es moretto, o moretti? Veo que los usas indistintamente en el post.
Gracias

Concha Martinez dijo...

Adela,el nombre en singular es Moretto.
Cuando la palabra acaba en "i" hace referencia al plural.

Carlos F dijo...

¡Preciosos, Concha! Me encantan. Ya los conocía de antes y me llamaron mucho la atención por su originalidad y colorido. Ahora, tras conocer cada detalle, estoy francamente enamorado.
Muchas gracias por tu trabajo y dedicación. Hasta pronto. Un beso!

Carlos F dijo...

¡Preciosos, Concha! Me encantan. Ya los conocía de antes y me llamaron mucho la atención por su originalidad y colorido. Ahora, tras conocer cada detalle, estoy francamente enamorado.
Muchas gracias por tu trabajo y dedicación. Hasta pronto. Un beso!

Concha Martinez dijo...

Gracias Carlos!
A mi también me gustan mucho, son muy singulares.
Me encanta que te interesen las entradas del blog.
Un beso!!

Charo dijo...

Magnífico Concha,
tu información siempre es muy interesante, aprendo y disfruto con tu trabajo en el blog. Conocía las obras de Nardi y me apasiona Verdura, pero me gustaría ver más obras tuyas: Espero ir pronto a Valencia y ver tu Joyería: un saludo afectuoso.

Concha Martinez dijo...

Gracias Charo, de verdad me alegro de que te guste el blog.
A mi también me gustaría poder compartir todos mis diseños con vosotros, pero normalmente las realizo por encargo y en exclusiva para el cliente, y no me parece ético colgar las fotos en internet. Pero seguro que a algunos no les importa, con el permiso de ellos...
Espero tu visita, me encantará conocerte!
Un abrazo!

de joya en joya dijo...

Enhorabuena por la recopilación de información y de fotografías (tanto de diseños, como de los distintos pasos en la fabricación de las piezas)

Concha Martinez dijo...

Gracias DJeJ ! Me alegra que te guste el blog!
Un saludo!

Ana Galván Romarate-Zabala dijo...

Precioso blog, enhorabuena!!!!!
Me hago seguidora tuya, ya!
Saludos,
Ana
http://artpower-ana.blogspot.com.es/

Concha Martinez dijo...

Gracias Ana, encantada de contar contigo en el blog.
Un abrazo!

Nieves Mª dijo...

¡Yo quiero un Moretto¡¡
Sin guasa,me parecen extraordinarios.
¡Gracias por la página¡
Saludos.
Nieves-Mª.

Concha Martinez dijo...

Gracias a ti por seguir el blog Nieves!
Yo también quiero uno, o dos, o tres!
Un abrazo.

petitebroderie dijo...

Otra vez mas, una entrada divina, muy elaborada gracias por la información, me encanta!
un abrazo, Esther

MusaLunera dijo...

Esto es una joya de blog, una joya de información, me encantó la manera de elaborar esta entrada, y me ha servido de mucho, quería hacer una entrada con este tema en mi blog pero esta es insuperable así que simplemente te cite para que pudieran visitar tu entrada y enamorarse de estas piezas como lo hice yo. Desde hoy soy una mas de tu lectoras.
Muchas felicidades.

Concha Martinez dijo...

Gracias Esther! Es un placer publicar sobre joyas tan singulares, gracias por seguir el blog. Un abrazo también para ti!

Concha Martinez dijo...

Muchísimas gracias MusaLunera!! Visitaré tu blog,tu comentario es muy,muy estimulante, y me anima a seguir publicando. De hecho, hace tiempo que no lo hago,... hoy mismo prepararé un nuevo post. Gracias por seguir el blog!! Un abrazo.

Mercedes Angulo dijo...

es el blog más interesante y documentado que he visto. prometo difundirlo y leerlo con más atención.
estaba buscando info sobre los moretti y zas...esto!!
Mil gracias por el trabajo y por enseñarlo.
Mercedes A.I.

Concha Martinez dijo...

Mercedes, muchísimas gracias a ti por seguir el blog. :-)
Encantada de que te parezca interesante.
Nos vemos en el próximo post!

Alessandro dijo...

Ola Vi esta página y vi las cabezas y bustos que hemos logrado en Venecia ébano Moretti Si desea visitar mi sitio www.veneziagioielli.com

Anónimo dijo...

Gracias por tu informacion secme hacen fascinantes los Moretti....acabo de regresar de venecia...y adquiri uno pequeño hermoso....soy tu fan..